¿Es nueva la eficiencia energética?

    Los conceptos de resistividad térmica, aislamiento térmico, ya figuraban en la Norma Básica de la Edificación de Condiciones Térmicas del año 1979 (NBE CT-79). LA JUSTIFICACION DE ESTA NORMATIVA SIEMPRE FUE OBLIGADA PARA EL ARQUITECTO, EN SUS PROYECTOS.

   Ahora se manejan las mismas unidades técnicas de medida, estableciendo únicamente una Escala, donde en función del resultado se le asigna una letra de Calificación Energética.

        ES ESE CONOCIMIENTO, EL QUE PERMITE HACER UNA CALIFICACION SENSATA, HONESTA Y VERAZ, A LA PAR QUE ELEVADA; Pués al conocer las resistividades térmicas, PROCURAMOS NO ASIGNAR VALORES POR DEFECTO (Opción cómoda, que ofrecen los programas de cálculo energético) que empeoran de manera significativa la calificación del inmueble. Ahora puede que carezca de valor, pero en la renovación (dentro de 10 años), a estos inmuebles se les exigirá una calificación mínima (como ya pasa en los proyectos de obra nueva que redactamos). Teniendo entonces que afrontar costosas obras de mejora, en función de la calificación actual.

Como cobramos, la calificación

 

     La envolvente térmica es el objetivo del cálculo; Para ello se debe medir todos los elementos en contacto con el exterior (perfectamente definido por la normativa). Una vez medidos se les debe asignar la resistividad térmica adecuada al material de construcción que lo compone.

 

     De igual manera se procede con las carpinterías exteriores, donde influyen parámetros como: el color de la misma, el porcentaje de perfil que tenga, el tipo de cristal, la existencia de elementos como persianas, volados, retranqueos, y cualquier otro elementos decorativo o constructivo que pueda surgir de la arquitectura.

 

  LUEGO NOSOTROS PRESUPUESTAMOS Y COBRAMOS LOS CERTIFICADOS EN FUNCION DE LA COMPLEJIDAD DE LA ENVOLVENTE TERMICA, NO EN BASE A METROS CUADRADOS; IMPORTANDO EL TRABAJO QUE CONLLEVA, NO SU TAMAÑO, ESTO NOS HACE MUY COMPETITIVOS EN LOS PRECIOS.